(Reseña) Prácticas Escénicas ENSAD 2021: Clásicos y creación, en manos de la juventud y la virtualidad

(Reseña) Prácticas Escénicas ENSAD 2021: Clásicos y creación, en manos de la juventud y la virtualidad

Durante el periodo de pandemia ha sido patente la gran dificultad que ha atravesado la educación en general para adaptarse a los formatos remotos de enseñanza. Y, en especial, las artes escénicas, las cuales han tenido que bregar no solo con esta dificultad, sino también con la imposibilidad de presentar espectáculos escénicos durante un buen tiempo. En ese sentido, es admirable cómo los estudiantes y docentes del VI y VIII Ciclo de Actuación y del VIII Ciclo de Diseño Escenográfico de la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático ENSAD presentaron, del 5 de noviembre al 5 de diciembre, las Prácticas Escénicas ENSAD 2021, en las que apreciamos cinco montajes de manera virtual.

Cada semana se ponía en escena virtual una propuesta, ya sea una obra de teatro universal o una obra de creación colectiva, en la que estudiantes demostraban todo lo aprendido bajo la guía de los docentes.

La primera semana se presentó una versión libre de la obra «Un enemigo del pueblo» de Henrik Ibsen, bajo la dirección del docente José Manuel Santos del Rosario. En esta versión de la obra de Henrik Ibsen, en la que se presentaron dos elencos, destaca el adecuamiento de espacios por parte de los alumnos, así como sus vestuarios. Con actuaciones correctas, trajeron el texto de Ibsen a la actualidad y, una vez más, nos mostraron como la naturaleza humana muchas veces prefiere la conveniencia personal, antes que el bien social.

Tennessee Williams fue el elegido para las representaciones de la segunda semana. «El universo de Tennessee Williamas», bajo la dirección del docente Daniel Dillon, estuvo conformado por tres textos del reconocido dramaturgo estadounidense: ‘Un largo adiós’, ‘La Marquesa de Larskpour Lotion’ y ‘Un tranvía llamado deseo’, en un turno; y por la obra completa ‘De repente, el último verano’, en el otro turno. Es de resaltar como se han abordado las interpretaciones femeninas, ya que mayormente, en ellas recae la carga dramática de las obras de Williams; y en especial las interpretaciones de Abigail López y Bella Vega en ‘Un tranvía llamado deseo’. Además, el vestuario y maquillaje aquí es lo que le permite una mayor definición a los personajes.

«Antígona» de Jean Anouilh fue la obra elegida para la tercera semana, bajo la dirección de Haysen Percovich. En esta versión modernísima punk, que contó con dos elencos, Antígona se expone como un drama adolescente, la mirada de una niña/mujer y sus relaciones amorosas, familiares, amicales, que se queda sola con sus creencias, y la inevitable tragedia que eso trae. La interpretación de Angela Solis Sosa transmite a través de las cámaras la desesperación pero a la vez convicción de quién busca lo que cree justo; a su vez que Alvaro Chala Estrada, como el coro, un narrador psicodélico, te engancha a la historia. El uso de las cámaras, la posición de ellas en la pantalla, también contribuyen con creces a la historia, así como los diferentes planos que se muestran.

Para la cuarta semana, se presentaron las funciones del «Collage escénico del quehacer virtual (CEDQV)», bajo la dirección de Rodrigo Chávez, que consistieron en diez escenas, exploraciones y creaciones colectivas basadas en obras de dramaturgia peruana. Resaltan, por su combinación de interpretaciones y uso de los distintos espacios y recursos que la virtualidad permite, las piezas: Un conversatorio virtual, creación colectiva basada en ejercicios de actuación, y Eso que estás diciendo, ¿quién lo dice?, exploración basada en Un misterio, una pasión de Aldo Miyashiro. Además, debemos mencionar, la priorización del cuerpo del actor, del actor creador en un espacio virtual que genera más interrogantes que respuestas.

«Saudade», cuyo significado en el diccionario figura como nostalgia y/o añoranza, dirigida por Mayra Barraza, es la presentación de la última semana. Una creación colectiva, resultado de la creación a distancia de veinte personas. El producto final se asemeja más a varios cortometrajes juntos, por el lenguaje audiovisual utilizado. Destacamos los pasajes sin texto, sólo con voz en off o con música, que van narrando acciones y/o escenas, algunas muy poéticas, muy metafóricas y cargadas de sentimiento.

Finalmente, tenemos que comentar acerca del buen trabajo a nivel audiovisual que se realizó durante todo el evento. Sin duda, las Prácticas Escénicas ENSAD 2021, dan muestra no sólo de la creatividad de los estudiantes, sino de las infinitas posibilidades que ofrece la virtualidad, tanto para la adaptación de textos clásicos, como para explotar sus herramientas a la hora de la creación de propuestas escénicas.

Deja un comentario